Palabra de (no) científico

Supongo que recordaréis la entrada anterior Palabra de científico en la que os contaba, a través de las etapas de mi vida, los libros que me habían ayudado a saber más sobre ciencia. Como os prometí, en esta entrada os hablaré de libros en que la ciencia no es el tema principal pero sí un elemento importante.

Y es que, para mí, un libro que contiene ciencia es como un helado al que le añades toppings: sólo puede mejorar.

Seguir leyendo

Anuncios